Viajes virtuales de sitios culturales: ver el mundo desde su casa —La tumba de Meresankh III


La traducción

Estoy tratando de mejorar esta traducción. Por favor, añade un comentario si sabe cómo pudiera mejorarlo.

La Mastaba de la Reina Meresankh III

Está de pie en la tumba de la reina Meresankh III en la necrópolis de Guiza en Egipto, no muy lejos de las pirámides de KhafreKhufu y Menkaure. Para obtener más información sobre la tumba, su historia y una reconstrucción completa, visite el sitio web del Project Giza en http://giza.fas.harvard.edu/sites/1175/full/

Ver la reina Meresankh y la reconstrucción de la tumba

La transcripción del video

Narrador:

La meseta de Giza, el lugar de enterramiento sagrado de muchos reyes de la dinastía IV de Egipto, sus familiares, cortesanos y altos administradores. El rey Khufu se construyó aquí la primera y más grande de las tres pirámides hace cuatro mil quinientos años.

También mandó planificar el gran cementerio oriental junto a su pirámide para que sus esposas, hermanos y descendientes pudieran estar a su lado por toda la eternidad. El padre de la reina Meresankh era Kawab, el hijo mayor del rey, cuya tumba mastaba se encuentra muy cerca de la pirámide, y su madre, Hetepheres II, era la hija del rey Khufu.

Meresankh:

Yo soy la reina Meresankh III, y mi tumba de piedra, única y espléndida, también se encuentra en el cementerio oriental. A diferencia de los monumentos de mis parientes, mi bellamente decorada capilla de ofrendas está ubicada parcialmente debajo del suelo, por debajo de la propia tumba. Permítanme que les enseñe.

Las paredes de mi capilla de ofrendas están esculpidas y pintadas con escenas de las personas y objetos que quisiera tener conmigo en la otra vida. Las personas más importantes de las representadas aquí son mis padres, mis hijos y el fiel mayordomo de la familia, quien nos sirvió durante muchos años, al igual que su hijo después de él.

Narrador:

El padre de la reina MeresankhKawab, el hijo del rey de su cuerpo y sacerdote lector en jefe, es la figura pintada más grande de la tumba, digno honor de un príncipe real. Se encuentra de pie vestido con la banda blanca sacerdotal detrás de una escena de su madre, Hetepheres, y ella navegando por el río Nilo y recogiendo plantas de papiro para ofrecer a la gran diosa Hathor. Ante ellos, los portadores de ofrendas llevan canastas encima de sus cabezas que contienen pan, fruta y carne, mientras otros llevan pájaros y animales de granja; todo ello son las ofrendas de la tumba y pasará a formar parte de la fiesta funeraria.

Meresankh:

Mi madre y yo aparecemos otra vez en la pared opuesta, esta vez, de pie junto a mis hijos, incluido mi hijo mayor, Nebemakhet. Al igual que su abuelo, Kawab, está vestido de acuerdo a su posición de sacerdote lector en jefe. Más tarde, ascenderá al cargo más alto sobre la tierra, el de visir, administrador principal de Egipto y primer ministro del rey.

Es vital que mi tumba tenga todo tipo de estatuas, ropa y muebles y otros bienes que pueda necesitar en la otra vida. Todas estas cosas se representan en las paredes de mi capilla, así que sé que estaré bien provista para siempre aunque los objetos y ofrendas que hay en mi cámara funeraria sean robados o destruidos a lo largo de los siglos.

Mi mayordomo, Khemetnu, también era el supervisor de los sacerdotes que se encargaban de estas ofrendas. Se encuentra de pie ante una estela de falsa puerta, un portal a través del cual mi espíritu podrá regresar a este mundo para disfrutar de las ofrendas que aquí se dejen.

Narrador:

En la cámara norte de la capilla de ofrendas hay una fila de diez estatuas esculpidas en la roca viva de la pared, lo cual es bastante inusual en las tumbas en Giza. Todas estas estatuas son de mujeres, algo excepcional en un Egipto cuyo marco social está dominado por los hombres. Aunque estas no estén acompañadas de inscripciones, claramente sirven para enfatizar la posición de la reina Meresankh entre sus parientes reales.

Meresankh:

Este énfasis continúa en mi cámara occidental con dos parejas de estatuas femeninas que se abrazan y se dan la mano, indicador del amor y afecto materno; occidente es la tierra de los muertos. Esta cámara es la zona principal de mi culto funerario, donde los sacerdotes selectos vendrán a depositar ofrendas de comida y bebida a los pies de otra estela de falsa puerta para regocijo de mi espíritu.

Algunas veces durante el día, la luz del sol atravesaba una ventana que se encuentra al frente de mi capilla y caía directamente sobre esta falsa puerta, enfatizando aún más el centro de mi culto.

Justo en frente hay un pozo de más de 5 metros de profundidad que conduce a mi cámara funeraria, donde se encuentra mi gran sarcófago de granito. Esta cámara subterránea contiene todos los artículos lujosos y costosos que aparecen pintados en las paredes de la capilla de arriba.

Mi madre me regaló este sarcófago de piedra negra que originalmente había sido hecho para ella. Su nombre y títulos ahí están inscritos. Mandó grabar mi nombre en él para que pudiera contener el ataúd de madera en el que fui colocada y así proteger mi cuerpo a través de los siglos.

Lamentablemente, aunque mi cámara funeraria esté oculta y segura, no hay garantía de que los codiciosos ladrones de tumbas u otros extraños no deseados no la encuentren y saqueen sus tesoros en el futuro.

Narrador:

Después de varios siglos, la tumba de la reina Meresankh se perderá en las arenas del tiempo para esperar su redescubrimiento más de 4000 años después en 1927 por el arqueólogo George Andrew Reisner durante la expedición conjunta de la Universidad de Harvard y el Museo de Bellas Artes de Boston. Al igual que aquellos que caminaron por el cementerio en la antigüedad, Reisner, de entre las tumbas mejor conservadas y decoradas que se conocen, reconocerá este monumento como único.

Image for post

Anotaciones:

¿Quién fue la reina Meresankh III?

La reina Meresankh III era la nieta del rey Khufu (constructor de la Gran Pirámide) y esposa de Khafre o Menkaure. Su capilla subterránea única (etiquetada G 7530–7540) conserva escenas bellamente talladas y pintadas de la reina y su familia real, así como de sirvientes, artesanos y sacerdotes funerarios. Las escenas también representan el tipo de bienes funerarios ricos que se habrían colocado en la tumba de Meresankh: estatuas y muebles finos; cajas que contienen comida, ropa y joyas; incluso una representación del sarcófago de granito negro que en realidad se encontró in situ en su cámara funeraria.

¡Conoce a los artistas!

Mientras que miles de artesanos egipcios quedaron sin nombre, la tumba de Meresankh en realidad incluye los nombres de dos antiguos artistas egipcios en las paredes sur y este. A la izquierda, el pintor Rahay colorea una estatua femenina de pie, mientras que a la derecha, el escultor Inkaef trabaja en una sentada.

Preparativos para el más allá

Era vital para Meresankh que su tumba tuviera todos los diferentes tipos de estatuas, ropa, muebles y otros bienes que pudiera necesitar en el próximo mundo; todas estas cosas están representadas en las paredes de su capilla para que ella (y su familia sobreviviente) podría estar segura de que estaba bien abastecida para siempre.

Mira a Meresankh dar un recorrido por su tumba

Haga clic aquí para ver el recorrido de Meresankh, y para ver la cama, la silla y la silla de transporte en la pared “despegar” como objetos en 3D, vea el video a partir de las 2:50 en adelante. A modo de comparación, las fotos reales de la Expedición de algunas de las paredes también aparecen en el video. Estos datan de 1927 y posteriores.

Conoce a los artistas

Mientras que miles de artesanos egipcios quedaron sin nombre, la tumba de Meresankh en realidad incluye los nombres de dos antiguos artistas egipcios en las paredes sur y este. Aquí, el pintor Rahay colorea una estatua femenina de pie.

El mayordomo de Meresankh, Khemetnu

El mayordomo de Meresankh, Khemetnu, era un supervisor de los sacerdotes como su padre. Él habría estado a cargo de las ofrendas colocadas en su tumba. Obtenga más información sobre Khemetnu en http://giza.fas.harvard.edu/ancientpeople/563/full/

Puerta falsa

Esta es una puerta falsa tallada en el muro de piedra de la tumba. Se pretendía que el alma de Meresankh pudiera regresar a este mundo a través de la puerta para que ella pudiera disfrutar de las ofrendas que se le ofrecían aquí.

Ofreciendo portadores

Antes de que Meresankh y su madre a la izquierda, ofreciendo a los portadores, lleven canastas en sus cabezas de pan, fruta y carne, mientras que otros atrapan pájaros y animales de manada que se convertirán en parte de las ofrendas funerarias y tumbas.

Kawab, el padre de Meresankh

El padre de la reina Meresankh, Kawab, el hijo mayor del rey de su cuerpo y el principal sacerdote lector es la figura pintada más grande de la tumba, como corresponde a un príncipe real. Está de pie vestido con una faja sacerdotal blanca. Obtenga más información sobre Kawab en el sitio web del Proyecto Giza en http://giza.fas.harvard.edu/ancientpeople/1242/full/

Meresankh y su madre navegando en el Nilo

Este muro representa a Meresankh y su madre, la Reina Hetepheres II, en una escena navegando a lo largo del río Nilo y recogiendo plantas de papiro para ofrecer a la gran diosa, Hathor.

Ventana

Esta ventana arroja luz a la puerta falsa a través de la tumba de Meresankh que puedes ver frente a ella. Habría puertas de madera en el umbral entre la ventana y la puerta falsa que los fieles podrían haber abierto para ceremonias u otros fines para que la luz cayera directamente en la columna central de la puerta falsa.

Meresankh y Hetepheres

La reina Meresankh III y su madre, la reina Hetepheres II, aparecen con los hijos de Meresankh, así como una imagen de su padre (y el esposo de Hetepheres), Kawab, quien se representa de manera similar en el muro adverso.

Para más información sobre Meresankh y las imágenes de ella y su madre, visite http://giza.fas.harvard.edu/ancientpeople/236/full/

Estatuas excavadas en la roca

En la cámara norte de la capilla de ofrendas hay una fila de 10 estatuas cortadas en la roca viva de la pared, una forma poco común de decorar tumbas en Giza. Todas estas estatuas representan a mujeres, lo cual es poco común en la sociedad de Egipto dominada por los hombres. Aunque no están etiquetados, claramente sirven para enfatizar la posición de Meresankh entre sus parientes reales.

Cámara occidental

La tumba de la Cámara Occidental de Meresankh era el área principal del culto funerario de Meresankh, donde sacerdotes selectos vendrían a presentar ofrendas de comida y bebida a su espíritu ante otra puerta falsa.

Par de estatuas excavadas en la roca

El énfasis de la posición de Meresankh entre sus parientes femeninas continúa desde las estatuas excavadas en la roca de la cámara norte hasta el par de figuras femeninas que se ven aquí talladas en la roca de la cámara occidental. Las estatuas se representan abrazándose y tomados de la mano para indicar amor y afecto maternos porque Occidente es la tierra de los muertos.

Puerta falsa

En ciertos momentos del día, el sol caería directamente desde la ventana en la pared este de la capilla sobre la puerta falsa que ofrece un nicho, sobre el pozo del entierro. Esto probablemente no fue accidental.